martes, agosto 7

Cinesmascopio

Fast Food Nation

Título original: Fast Food Nation

País: Inglaterra / Estados Unidos de América

Género: Drama

Año: 2006

Duración: 1 hora 56 minutos

Director: Richard Linklater

Actores: Wilmer, Valderrama, Catalina Sandino, Ana Claudia Talacón, Gregg Kinnear, Bruce Willis, Ethan Hwauke, Avril Laringe, Patricia Arquette.

4 estrellas

¿Le gustan las hamburguesas? ¿Dobles y con queso? ¿Pollo de receta original o crujiente? ¿Algún postre? Pase a ventanilla, gracias. Y con esas palabras quizá muchos de nosotros aún recojamos la “comida” del día y con suerte supongamos que la comida rápida sólo nos traerá unas cuantas calorías más que, por supuesto, no necesitamos. Sin embargo, hay muchas cosas detrás de una cajita feliz que no imaginamos, demasiadas, por ello cuando veo a Anabel, una compañera, suspirando al ver una bolsita de catsup de algún emporio hamburguesero se me agolpan imágenes de Fast Food Nation y me es demasiado fácil decirle la verdad, casi como a los niños se les dice que los bebés no vienen de París, y es que la inquietud que dejan la película no es para menos. Fast Food Nation pudiera haber sido fácilmente un documental, sin embargo retoma lo que Eric Schlosser escribió en el libro del mismo nombre y en el que se basa esta cinta, terminando en una historia de ficción que muestra desde varias aristas el problema de la carne de las hamburguesas. Para iniciar, aparecen en la película un grupo de actores latinoamericanos, aparece Catalina Sandino, actriz excepcional dándole vida a Sylvia quien con el fin de encontrar mejores horizontes acude a un pollero para llegar a trabajar (o ser explotada) en algún rastro en los Estados Unidos. Pero también están los actores mexicanos telenoveleros como Ana Claudia Talacón y Luis Guzmán que hacen lo suyo para expresar sólo una de las aristas del problema de la comida rápida: los indocumentados que trabajan en donde pueden, aceptando empleos indeasables, todo por necesidad.

¿Y qué encontramos en una chisburguer? Bien, la carne tiene la principal respuesta. Las vacas son matadas de manera tortuosa, los empleados son presionados por el vertiginoso proceso de producción y accidentalmente revientan las vísceras de la vaca mezclándose indistintamente la carne con materia fecal, los trabajadores se exponen a un ambiente peligroso que atenta con su seguridad perdiendo piernas y brazos por las máquinas, son explotados por ser indocumentados y necesitar cualquier trabajo; a las vacas les inyectan antibióticos muy fuertes para que no contraigan infecciones, estos antibióticos pasan a la carne y finalmente al consumo humano, por lo que terminamos consumiendo el medicamento, el sabor a la parrilla es un aditamento químico, un saborisante artificial; efectivamente, el carbón no es un insumo de la hamburguesería de la estrellita.

Todo esto se cuenta perfectamente con un personaje central Don Anderson (Kinnear) quien trabaja como publicista-mercadólogo para una compañía de ese tipo, y que en realidad investiga a su proveedor descubriendo verdades que hubiera preferido no conocer, porque todavía hay quien prefiere no enterarse, no decir nada, para conservar el empleo y seguir recibiendo un salario: desde el dueño hasta el que atiende en ventanilla. Seguir como estamos y que el mundo se caiga.

The Corporation

Título original: The Corporation

País: Canadá

Género: Documental

Año: 2003

Duración: 2 horas 25 minutos

Director: Mark Achbar y Jennifer Abot

4 estrellas

Esta se debe de vender en paquete con la anterior, insisto. The Corporation es un filme de corte documental, si conoce el trabajo de Michael Moore (Masacre en Columbine, Fahrenheit 9/11, Psicko) le recordará a este por el tono delator, ese que acusa a los grandes y no esconde la mano, que entrevista a ambas partes. A diferencia del reportero gordito de cachucha, aquí no vemos a alguien del equipo de reporteros o de producción, tampoco los testimonios o muchos de ellos son en la calle o en el lugar de los hechos, sino en estudio. Son formas que los productores, uno de ellos de nombre Bart Simpson, eligieron. La cinta es una dura crítica para el capitalismo principalmente estadounidense, creando emporios, imperios, corporaciones, trasnacionales, empresas, negocios, o como quiera llamarle a esas entidades que lucran a más no poder, “ganancia ganancia ganancia” es su objetivo, si no el único, el principal. Al igual que Fast Food Nation señala que las vacas son inyectadas con hormonas para que produzcan más leche, hormonas que pasan a la leche que nos tomamos. También señala el caso de explotación de Kathie Lee, cuya ropa se vende en Wal Mart y que es maquilada en comunidades abandonadas en Latinoamérica, por niñas que reciben menos de 30 centavos por pieza, pieza que es vendida 100 veces más cara, adivine quién se lleva las ganancias; ah, claro, no sin antes aclarar irónicamente en etiqueta que Kathie Lee apoya a Fundaciones Infantiles. Los nombres se dicen sin empacho, títulos de emporios, vistos como individuos (por las leyes estadounidenses), individuos que son devoradores del mundo, ya que no les interesa cuidar el agua, la tierra, los animales, ellos obtienen su ganancia y ya.

The Corporation es un documental que pone el dedo en la llaga del capitalismo. Lo bueno es que aquí en México no estamos inundados de corporaciones, son bien poquitos... como el señor que su nombre no le hace honor a su complexión ni a su bolsillo, y les gana a todas las empresas que ahí aparecen. A todas.


Crimen perfecto

Título original: Fracture

País: Estados Unidos de América

Género: Crimen, Drama, Thriller

Año: 2007

Duración: 1 hora 52 minutos

Director: Gregory Hoblit

Actores: Antobhy Hopkins, Ryan Gosling, Rosemund Pike

3 1/2 estrellas

Desde que Anthony Hopkins protagonizó El silencio de los inocentes se le ha asociado en varias películas, no en todas, con personajes de un corte similar: oscuros, serenos pero en mayor o menor medida sicológicamente transtornados y ahí tenemos como prueba a “Instinct” o “Hannibal”, donde difíc


ilmente podremos desasociarlo de Hannibal Lecter de aquella memorable cinta. Lo cierto es que lo hace estupendamente, no es para menos, desde entonces su apariencia de malvado inteligente se asocia perfectamente con su sutil forma de actuar. Acá en Crimen perfecto, Hopkins interpreta a Ted Crawford un carnudo esposo que quiere dejar de serlo.

Dice el dicho “Dime qué hobbie tienes y te diré quién eres”, el Señor Crawford es aficionado en hacer móviles, de esos que pones a andar con una caniquita que circula por puentes y caminitos si la estructura está diseñada y planificada a la perfección, tal como actúa Crawford, como una metáfora de su personalidad, fría y calculadora.

Crimen perfecto tiene una buena dosis de suspenso, de un ciudadano que sabe perfectamente los recovecos de los procesos de homicidio y se aprovecha de ellos con el fin de salir limpio del asesinato que cometerá. Y precisamente esa es la escena que mayor temperatura tiene la cinta, cuando nos preguntamos ¿Cómo hace tal fechoría a sangre fría? ¿por qué no oculta su crimen? ¿está loco y quieren que lo metan a la cárcel? El señor Crawford sabe lo que hace, quizá más que nadie, seguro más que los policías y los agentes… pero quizá se le escape alguno.

Crimen perfecto es de esos filmes de abogados y cortes, donde dice que la ley de Estados Unidos siempre tiene la razón. Muy recomendable verla si estudia Derecho, o sabe de un asunto de amoríos tripartita, o simplemente por ver la actuación de Hopkins junto con Rosamund Pike, la actriz que interpretó en The Libertine a la esposa de Johnny Deep con una fisonomía similar a Audrey Tatou (Amelie). Y robándole las palabras al chiquidrácula: Hopkins sigue dando mello, mucho mello.

9 comentarios:

dario hernandez dijo...

es increible como tienes tiempo de ver tantas pelis... te envidio.
interesantes criticas al sistema que por desgracia ve a la persona solo como consumidor.
por cierto, dejamos en el blog del badbit una platica interesante, por mi parte fue debido a que no sabia como hacer comentarios en dodne no permiten anonimos, pero ya estoy aqui. por cierto, esta semana creo se hacen eventos con motivo del aniversario luctuoso de peritus (objeto de nuestras rencillas, jeje)y de alguna manera intento seguirlos. repito: no demerito su capacidad y aportacion cultural y literaria a esta ciudad, lo que hacia en aquel comentario era señalar una vieja practica en casi toda la sociedad mexicana. dicho esto con todo respeto y agradeciendo la oportunidad de expresarme.
saludos.

.:.Tapiocadas.:. dijo...

no veo eso por que no quiero volverme vegetariano :s

Anónimo dijo...

Claro, eso de que en México no estamos inundados de corporaciones es sarcasmo, ¿verdad?, menos mal...

marsahn dijo...

orale, se escuchan interesantes, habrá que verlas, sólo así dejaré de comer hamburguesas!!!!! ayer te vi en la tele!!! jejejee!!!

52X Max dijo...

los 2 documentales son muy buenos... ok, el 1ro no es documental propiamente dicho, y como casi todas las peliculas de linklater, tiene muchos dialogos muy clavados, pero si deja pensando

yo mas bien creo ke se deberia vender en pakete triple, con supersize me, y con esa trilogia, a nadie le kedarian gans de ir a un mcdonald's. o cualkiera de esos restaruantes

la de anthony hopkins no la he visto, tal vez cuando salga en dvd

Kamelie dijo...

Dario: Sí, es una pasatiempo que ya se convitió en obsesión. Por cierto, ya no regresé a nuestra conversación porque quizá pudiera sonar como obsesiva de Peritus. Gracias por tu comentario, me sorprende y agrada tu presencia. Saludos.

Tapi: Yo ya medio me hice vegetariana, jeje.

Anónimo: ¿me conoces o lo dices al tanteo? ¡porque le atinaste!: lo es.

Marshan: Sí, salí en la tele y me avisaron un par de horas antes, ni tiempo tuve para enchularme.



---COMERCIAL---

Hoy salgo con Patty Avilés en Radio Universidad a las 2 pm.

El jueves a las 7:30 am en Radio Capital.

El viernes a las 7:30 am en Radiorama y a las 8:30 am en Radio Capital.


--- Autocomentario-----

Deberían veneder "Fast Food Nation" y "The Corporation" en un mismo paquete. Además riman bien.

Kamelie dijo...

jajaja, estábamos escribiendo simpultáneamente Nacho y yo 8sí, trade mucho en picar el botón "publicar". Coincidentemente ambos escribimos sobre el paquete. Tienes razón Nachito, debería ser un paquete triple.

Marcos Legaspi dijo...

megacombo de resenias... :)

mmm, que asco eso de las viceras... :S

Jonathan Minila dijo...

Hey, qué interesante nota... pasa a mi sitio, para que leas un artículo que escribí acerca de la última película de David Lynch. Saludos hasta donde quiera que estés.