viernes, agosto 10

Cinemascopio 79

Sin reservas

Título original: No Reservations

País: Estados Unidos de América - Australia

Género: Romance, Comedia, Drama

Año: 2007

Duración: 1 hora 43 minutos

Director: Scout Hicks

Actores: Catherine Zeta-Jones, Aaron Eckhart, Abigail Breslin

3 estrellas

Ser chef es lo de hoy, y si no me creen ahí tienen a la exitosa película de animación “Ratatouille”, o si nos vamos a la televisión y sus realities shows está “The Apprentice” producido por el multimillonario estadounidense Donald Trump o “The Restaurant” que ya tiene sus añitos, y qué me dicen de “Hell´s Kitchen”. De hecho en “No Reservations” hacen burla del programa de Trump cuando ocurre en accidente y Aaron Eckhart (Gracias por no fumar) exclama la famosa frase del millonario “You´re fired!”. Y es que en un mundo inmerso en la comida rápida ya se nos estaba olvidando como sabe la comida real, la que se hornea y que tiene ingredientes rarísimos, como las trufas, esos extraños hongos que parecen basura o piedras y que en restaurantes de caché hasta se guardan bajo llave.

Hay que reconocer que el tema de la cocina le hace juego al tema del amor, me refiero al placer de los sentidos, el estar dispuestos a experiencias sensitivas que causen placer, en este caso, al paladar y al espíritu ¿A poco no hay nada más agradable que una buena cena con el ser amado? Creo que a eso se le llama felicidad.

Por otra parte, da mucho gusto volver a ver a la hermosa y sangre liviana Catherine Zeta-Jones, que por cierto hace muy buena química con Aaron Eckhart, actor que ha estado en ascenso a partir de la cinta “Thank you for smoking”, donde interpretaba a un cínico relacionista público. Es de muchos sabido que los chefs son competitivos por naturaleza, así cuando a este par de solteros por azares del destino los juntan en la misma cocina, no se caen del todo bien, pero bien dice el dicho: “Del odio al amor sólo hay un paso”.

La hermosa pequeñuela de largos cabellos Abigail Breslin (Little Miss Sunshine) interpreta a una niña en busca de un espacio que la haga sentir como en casa, y como suele suceder, la comida ayuda a levantar ánimos e interactuar con los otros. Una pequeña gran actriz con mucho futuro por delante, ojalá lo sepa aprovechar alejándose del ejemplo de muchas actrices que al crecer las deslumbra el estrellato.

The Factory Girl

Título original: The Factory Girl

País: Estados Unidos de América

Género: Biografía, Drama

Año: 2006

Duración: 1 hora 30 minutos

Director: George Hickenlooper

Actores: Sienna Miller, Guy Pearce, Jimmy Fallon, Mena Suvari, Kate Olsen

3 1/2 estrellas

De Andy Warhol se ha hablado mucho, se escrito más y se ha visto su fama que obviamente sobrepasa los superfamosísimos 5 minutos (“Todos tienen sus cinco minutos de fama”, -Warhol). Sin embargo, pese a este mar de información poco se había explorado su actitud hacia las mujeres que le rodearon, específicamente sobre Edie Sedgwick, su amiga y musa no sólo de él, sino de Bob Dylan y Lou Reed. Se agradece que la cinta se enfoque a Edie y explore esa relación extraña, al inicio simbiótica y después decepcionante. Edie es la “pobre niña rica”, de familia educada en Harvard y Cambridge y que sufría por acatar parámetros muy conservadores que coartaban su libertad de expresión, en plena época ementera, dónde la revolución social y sexual se hacía popular. Edie era el centro de atención en fiestas, tenía dinero que derrochaba y buscaba algo que en su familia no encontraba, entonces conoce a Warhol. Ahí inicia la cinta.

Edie, como se sabe, murió a los 28 años de una sobredosis de barbitúricos, la cinta trata únicamente el tiempo de Edie al lado del artista pop Warhol, es decir dos años. En ese pequeño lapso se devela la concepción del arista: ser famoso todo el mundo requiere y desea ser famoso, mientras la de Edie es fue buscar la felicidad siendo ella misma. Queda muy mal parado Andy Warhol, ya que usa a Eddie, y no la ayuda, no le paga, no la apoya, sólo se divierte con ella, es más hasta cruel es, porque quizá no puede ser como ella, porque carga con un conflicto psicológico a cuestas, y que incluye su homosexualidad, así como su relación con la mujer, amándola, deseando ser como ella y a la vez ese sentimiento encontrado de odio por no poder ser como ella, hiriéndola con lo que más le duele.

Cabe destacar las actuaciones, pregunta obligada al interpretar personajes tan conocidos. En lo personal hubiera disfrutado más con una actriz de fisonomía cachetoncita y aniñada como la Edie original, y aunque Siena Miller es fenomenal encarnado el espíritu de aquella, a veces físicamente parece más a Sharon Stone. Otra actriz, perdón, famosa que está en el elenco es la heredera de esta dinastía de famosas, la conocidísima por los escándalos de anorexia y drogas, es Kate Olsen, interpretando a una grupie que visita las galerías y eventos de aquella época. Edie Seegwick es quizá el santo patrono de las niñas escándalo, de las que posupuesto le prenden velas: Brtiney, Paris y Lohan.

3 comentarios:

Joel dijo...

Aaron Eckhart no estuvo en Memento, estuvo en Thank you for smoking... y en cambio Guy Pierce era el protagonista de Memento... seguro fue un typo...
Saludos

.:.Tapiocadas.:. dijo...

yo mire paris, te amo. esta buena (y)

Kamelie dijo...

¡Gracias Joel! Se me cuatrapearon los cables y no revisé finalmente ese detalle. Corregido ;)