jueves, noviembre 30

Los infiltrados (The Departed)


Género: Crimen / Drama / Thriller

País: E.U.A.

Año: 2006
Duración: 2 hr. 32 min.

Dirección: Martin Scorsese

Actúan: Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Mark Wahlberg

4 1/2 estrellas

¿Son posibles las lealtades en el ambiente policiaco? ¿o en el del crimen organizado? ¿Qué y cómo se infiltran esos agentes en la vida de la mafia? ¿o la mafia se infiltra en la policía? Precisamente es ese nudo de relaciones donde el gran Scorsese explora y desmenuza para ofrecernos una cinta memorable. El director recurre nuevamente, y con gran tino, a invitar a Leonardo Di Caprio quien ya anteriormente había trabajado con él cintas como El Aviador y Pandillas de Nueva York, aunque en esta ocasión ya vemos una madurez en su actuación, dejando un poco atrás la imagen de ídolo juvenil rompecorazones y mostrando gestos nuevos, que personifican a un protagonista más creíble y con más fuerza interpretativa. El resto del elenco, es una garantía de calidad en cualquier cinta.

“Los infiltrados” llega a ser una excelente cinta que conjunta estas buenas actuaciones con una historia que poco tienen que ver con esa poco real cara de lo policiaco, acá no están separados los policías y ladrones, los buenos y los malos y sus saltos entre estas dos áreas, sino que muestra un universo mucho más real donde los agentes infiltrados. La historia se entreteje con maestría, el ritmo va en ascenso y nunca decae, la tensión aumenta a cada minuto cuando estos dos agentes que no se conocen entre sí pero están a punto. Otro punto interesante, es que no sólo es el aspecto social lo que vemos en la cinta de Scorsese, sino los conflictos psicológicos que explican los motivos que impulsan las acciones de los agentes, los porqués de sus reacciones, lo que lleva a convertirla no sólo en una película de gángsteres, sangre y muertos, sino que entra en otro nivel, mucho más complejo, lejos de lugares comunes.

Quizá lo más interesante es ver el paralelismo de los dos protagonistas: Billy y Collin, desconocidos entre sí, pero con perfiles similares: Todos queremos ver qué sucederá con cada uno, qué les deparará el destino, a qué fin llegarán estas dos historias y cómo se cruzarán sus caminos.

La banda sonora, muy irlandesa, como lo es el origen de este grupo de mafiosos, es dinámica y de buena factura, siempre acompañando a los momentos de mayor tensión y enfatizando escenas clave en la película. Esta cinta nos recuerda a otra del mismo director “Pandillas de Nueva York”, sobretodo en los momentos de corredizas entre callejones con DiCaprio, donde hasta ganas nos dan de también escondernos, aunque sea debajo de la butaca.

“Los infiltrados” es una de las mejores cintas del 2006, y que es un blanco fácil para recibir muchos premios cinematográficos. Una película policiaca diferente, pero de las buenas.

Otras películas para ver:

Kinki Boots: Botas audaces para pies diferentes (Kinki Boots, E.U.A.- Ingalterra, 2005. Comedia / Drama – 3 estrellas). Dos hombres, une empresario a fuerzas y un travesti por decisión se unen para sacar adelante una nueva línea de zapatos cuyo “target” en el mercado son los travestis, o drag queens. Es un buen ejemplo de que personas de distinta índole y condición social se unen para reimpulsar la industria zapatera.

Déjà vu (E.U.A., 2006. Acción, thriller, romance, ciencia ficción – 3 estrellas). Más que un déjá vu, esto es una máquina de tiempo que ayuda a regresar para salvar situaciones policiacas.

El niño de los hombres (Children of men, E.U.A.- Inglaterra, 2006. 3 ½ estrellas, ciencia ficción, aventura, thriller, drama, 2006). Alfonso Cuarón sabe aprovechar los grandes presupuestos y ofrecernos una cinta que nos pone a reflexionar sobre el mundo que le estamos dejando a las siguientes genraciones. La historia se desarrolla en Inglaterra, pero en realidad tiene más semejanza con Estados Unidos y su migración.

1 comentario:

Gabriel T dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.