jueves, enero 24

Los nervios de Kamelie (o cómo no estresarme siendo cinéfila)

Me distraje: la cita era 15 minutos antes, y según yo llegue sólo 5 minutos después de lo pactado pero no, ya habían pasado 20. Esperé bastante en la salita para que me atendieran. Por fin me hicieron pasar al consultorio donde... no había doctor. Ahí estuve como 10 minutos viendo caer arena en un reloj ornamental hasta que se acabó el espectáculo. Contuve mi impulso de darle la vuelta viendo el librero del doctor, al cual aún no conocía. En él habían como cuatro transformers de tamaño mediano, libros de Tolkien (sueltos y en colección), videos VHS de superhéroes y alguno que otro libro de otra especialidad. Esperaba y me desesperaba. me atendió, fin de la cita. Es la tercera vez y el segundo doctor que me diagnostica estrés.

Ya en la tarde, Gabrielo y yo fuimos a ver una película. La vi y pensé que el doctor debió haberme prohibido ver este tipo de cine, pero como no lo hizo...

Cloverfield. Sí, bien lo han dicho muchos: es como Blair Witch Project. Similar, pero con produción (dinero/efectos especiales). Muy buena, pero no para mis nervios, ya que rebasó la dosis de suspenso. Yo me quedo con Treadwell (Werner Herzong, Grizzly Man), una narrativa similar pero... con la única diferencia de que sí sucedió.

Ver mi reseña de Grizzly Man.

1 comentario:

Yayeeh Schönborn dijo...

ay Kamelie, ya se que la curiosidad mata al gato (te lo digo por experiencia, pero yo te recomendaría no ver ese tipo de peliculas, al menos no mientras estés estresada (también te lo digo por experiencia)

ciao