miércoles, agosto 15

Adiós Ramón

Lo conocí en la UABC, cuando yo investigaba contenidos para los guiones de Eva Ávila de lo que sería un programa dirigido Mónica González: "Fronteras". Creo que para el segundo programa entró Ramón Tamayo con el personaje de "El Salado" el cual siempre se la llevaba quejándose de los probelmas de la región, era la parte cómica pues, el que le daba sabor al caldo. Y es que le quedaba pintadito el personaje, siempre tenía propuestas para muchas cosas, soluciones que armaba para todo, mucho tenía de su persona, Ramón le dio mucho al Salado.

Poco tiempo después lo vi una obra (quizá mi primera obra de teatro-teatro en serio) que se llamaba "La casa de las paredes largas" en la que Ramón la hacía de norteño y parecía que ponía a caminar como caballo a una estructura de madera, era como ver a Francisco Villa. Todos creíamos que esos barrotitos eran un caballo de a de veras.

Otra de las veces, y en esa pláticas que teníamos en confianza, jugando jugando abrí la caja de Pandora: yo misma le di la frase con la que de ahí en adelante me saludaba, "Kamelie Zarzamora, tan chiquita y se enamora*". ¡Nombre! ¡ya no sabía si reírme o echarme a llorar! nada más ni nada menos le había sido la dramaturga de esa pequeña línea teatral que nunca dejó de repetirme, "Kamelie Zarzamora, tan chiquita y se enamora".

Y es que finalmente somos marionetas del destino, unos los guardan en la cajita antes que a otros, ya sabes Ramón, nos veremos detrás de este escenario.

* No decía este nombre, sino mi nombre verdadero, que para el caso es lo mismo.

3 comentarios:

PeNy!! dijo...

La poca cultura que quedaba en mexicali se fue junto con el profe Tamayo

" se aceptan hermanas en buen estado y esclavas de judicial "
- Ramon Tamayo

nacho dijo...

Ví a Ramón en esta obra del caballo de Villa que recuerdas, creo que en el teatro del IMSS o en el de la UABC, no me acuerdo, debe haber sido en 1995, algo así.
QEPD

nacho mondaca...

Miss D. dijo...

Me gusto mucho Kamelie como lo recuerdas, q bonito, yo lo conoci, poco, quizas muy poco. Pero era una persona excepcional.