martes, noviembre 28

¿Elegancia o "Influgancia"?

Pues ahí estábamos muertos de la risa por un descubrimiento absurdo que Gabriel y yo hicimos recién. "Pongamos cara de serios y enojados" dijo Gabriel, le dije que no podía e intenté pensar en algo feo antes de entrar al lugar pero no había imagen alguna que quitara la imagen de la que estábamos hablando, aunque no tardaría mucho en permanecer ahí.

Entramos a la mueblería y nuestra sonrisa empezó a difuminarse porque para llegar al escritorio de la encargada había demasiados muebles atravesadosy además estaba ocupada. Una señora supuso que llegó primero que nosostros e intempestivamente corrió a la silla quitándonos el lugar. Paciencia es un instrumento muy útil para conservar la salud mental.

"Qué pena con su sala" me dijo la joven mientras atendía aún a la acaparadora de lugares, "Muuuucha. Bastante" le dije con voz firme y mirada sotenida, como advirtiéndole que no venía en buen plan. Casi siempre, mi apariencia física, es decir, mi voz aguda y mi complexión delgada (ok, semidelgada), doy un estreotipo de que soy tierna, dulce y manipulable, lo cual es un tremendo error. Para muestra una vez se sorprendió de mi carácter un albañil chilango, cincuentón, al cual lo hice que me acompañara a la casa de un tipo, que según se decía herrero, para aventarle su herramienta y advertirle que ni se le ocurriera regresar (el tipo ni siquiera se había acercado a la mitad de lo que acordamos que terminaría en su jornada, sin ninguna explicación, le había robado el reloj a otro albañil y no tenía visos de que terminaría en lo que le restara de su vida) . "Órale señorita. Usted tiene carácter", me dijo el señor.

Por fin la encargada de la mueblería "Elegancia" nos atendió. Yo me encargué de recibir sus comentarios, mientras Gabriel me secundaba en una sala adjunta. La empleada se disculpó y dijo que ya había hecho "de nuevo" el pedido que había yo pagado y cuya entrega se frustró debido a que no había ya tal sala. Ella sabía que nos tenía que dar una explicación al respecto. La sala me había sido vendida por una chica que recién renunció y dejó todo al garete. Sin embargo la sala ahí estaba, por suerte le saqué foto y yo en ella muy sentada, muy seria. Le enseñé la foto e inmediatamente la reconoció, le habló al gerente y le dijo "Ella compró la sala modelo 3361 de Ashley. Es la sala que estaba en el segundo piso y que le vendimos a gobierno, a la Señora de Ramos...". Ahí volteo a ver a Gabriel y eso no nos gusta. pedimos la devolución TOTAL de nuestro dinero, cancelamos la compra. Descartada la opción de esperar los muebles y que nos devolvieran por lo pronto el dinero del segundo y último pago momentáneamente. La señorita dijo que la pensáramos, que sería muuuy tardada la devolución, ya que el banco se tarda en reintegrar el dinero varias semnas y eso no era recomedable, cosa que le no creímos y hasta nos hizo enojar que nos tratara de ver la cara.

Esa era MI sala, estaba apartada, tenía un depósito. ¿Cómo es posible que no hayan respetado mi apartado? Y luego dicen que no existen las influencias, qué va. Finalmente, para darle un voto de confianza, decidimos que esperaríamos la primer semana de diciembre. A ver qué sucede. Por cierto, les dije que quería una compensación por estas tres semanas de espera, tuvo que ser sugerencia mía, porque creo que ningún mercadólogo se ha acercado a ellos.

Por eso NO COMPREN EN ELEGANCIA, a menos que estén viendo su mueble y lo compren de contado. Además la mayoría son de un gusto muy...clásico. Pocos muebles son modernos. Si alguien ve una sala de piel, color café en una dependencia del municipio, puede ser la mía.

ELEGANCIA... nada recomendable, o más ben sí, si eres estudiante de administración o mercadotecnia, busca hacer el servicio social con ellas, seguro les ayudarás muchísimo.

4 comentarios:

israel dijo...

tomala, jajaja, te robaron tu sala, pos yo iba y le reclamaba a esta donita ramos, aunque ella ni sabia q' ya estaba apartada, la culpa la tienen estos de la muebleria por no respetar tu apartado, si ellos.


cuidate kami

Anónimo dijo...

Pos un Ikeazo, total.

Nota al pie: Qué bueno que dijiste "Influgancia", porque "Elefluencia" suena muy flatulo. Aunque el asunto no deja de apestar, ja!

Vivia dijo...

Que mala onda.. y si.. ellos tuvieron la culpa porque no respetaron tu pedido.. Pero todolo hicieron por quedar bien con gobierno.

A.M. dijo...

qué mueblería es esa?
La que está por el COBACH?