lunes, abril 24

Encuentros fortuitos

Para ellos dos

Me dijeron que alguien vendría. Parecías ser tú: esa era la sospecha que al inicio hizo que volteara al lugar en donde aparecerías. Nunca había escuchado tu voz. Jamás vi tu estatura. Me dijeron que alguien vendría y estaría por aquí y yo no sabía si eras realmente tú. Que en 15 minutos llegarías. Que me preparara porque ya casi nos íbamos. No sabría si eras tú. Ni siquiera sabía si realmente existía la probabilidad de conocerte en persona. Quizá eras sólo una más de mis paranoias las que de nueva cuenta hacían el trabajo de unir lo inconexo, datos sueltos que buscan cabos donde amarrarse, como siempre me sucede. Te conozco y tú deberás conocerme, si acaso así fuere entonces me mirarás y sabrás que soy yo, ya habrás visto decenas de fotos en mi Mundo Burbuja. Me reconocerás primero.

Llegarás y voltearé. Tu voz no me dirá nada ni siquiera tu mirada. Pero si empiezas a platicar sin importar nuestra recién presentación real, quizá traigas a la mesa alguna anécdota especial, podría ser de tu cumpleaños, de tu fin de semana, de tu trabajo y las computadoras. Si comentas algo de tu nueva mascota, de tus pasatiempos me facilitarías las cosas, créeme. Si mencionas algo del oráculo Oniguiri, hay más posibilidades. Lo que pasa es que tú nunca pones fotos tuyas, nunca te dejas ver más allá de las palabras.

Eres Fernando, y eso todos los sabemos y eso no me da certeza alguna que seas el mismo Fernando que yo supongo que es. Quizá lo que ahí escribimos sea sólo eso: una suposición de nosotros mimos, ni yo Tita ni tu Fernando Sgenius somos realmente las palabras que vaciamos en el teclado. Entonces sólo y hasta ahora, es posible que ese personaje del ciberespacio aún no haya encarnado en su autor, que sólo sea una intención utópicamente alimentada en un blog y yo aquí, esperando que las palabras cobren vida, cuando ellas se resisten a hacerlo, como siempre.



-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Este texto lo inspiré en decenas de casos que por ahí andan pululando. Es curioso ver cómo se (nos) conocen (mos) por este medio cuando a veces ni siquiera hemos cruzado palabras virtuales.Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

6 comentarios:

Vivia dijo...

A mi me ha pasado... He visto a dos o tres personas que leo sus blogs.. y digo.. mira!!! Ahi va Malu.. o Ese es Chava.. y me preguntan.. son tus amigos?.. Y respondo con voz timida.. "No.. pero los conozco... tienen un blog"
Que cosas no?

Kamelie dijo...

sí, qué cosas...

Chio dijo...

jajaja es divertido!!pero son situaciones que solo un blogger puede pasar, es dificil q los demas entiendan que sientes un cariño virtual por alguien... =D si te encuentro algun dia prometo saludarte jejeje

danielo dijo...

yo todavia no e visto a ningun blogger por las calles y si lo viera creo que no le hablaria por que no sabria que decirle :S

Kamelie dijo...

Pues Chío y todos los visitantes de este blog, recuerden que hay reunión el 27 de mayo, así que si quieren tener muchos encuentros reales pues acudan. Están todos invitados. :)

sgenius dijo...

Ratifico que los encuentros con blogueros anónimos tienden a ser muy gratos.

Ratifico la invitación para el 27.

Ratifico que cualquier parecido con la realidad... no, espera, eso no lo ratifico.