martes, febrero 14

A mí regálenme todas esas cursilerías, que me gustan.

Regálenme chocolatitos, paletitas, ositos de peluche.
Digánme que me aman con un quises de jerchis
Vistámonos de rojo, blanco y rosa
con un corazón de madera hecho a mano en el pecho
una taza con 12 corazones y esa tarjeta impresa con nuestra foto
Regálenme un abrazo, un beso en la cabeza o en el cuello
no importa si eres mi amiga, compañero o novio
Mándenme meils multicolores
Díganme que Valetín es el santo de hoy
que los querubines sí existen
y no se mueren en la puerta de mi casa
Llámenme para decirme felicidades
vamos a comer aunque hagamos fila de espera
Celebremos este día
celebremos lo kitsch
celebremos cuán cursi soy
cuando te amo.

6 comentarios:

Marcos Legaspi dijo...

y que viva el amor!!!

BadBit dijo...

¿Alguna otra cosita?

sgenius dijo...

Los angelitos no se mueren en tu puerta. ^_^

Kamelie dijo...

Jjaja, exceptuando los osos y las tazas, lo único que me faltaba el día de hoy cuando lo escribí fue el kisses de jerchis.

¡A los 45 min. después de escribir esto llegó!

avedeeo dijo...

que linda :) quiero darte un regalo

Kamelie dijo...

Serán bien recibidos, Ave ;)

De hecho acabo de recibir hace 30 min. (TODAVIA!) un corazón hecho a mano con jerchis dentro, un detalle de alguien a quien atiendo.

Lo increíble de este día es que nunca se termina, más allá del hecho mercadológico del 14, son los pequeños detalles que te hacen recordar a ese señor San Valentín que unía a personas, en un rebelde acto contra sus autoridades.