lunes, diciembre 10

Renuncia la presidenta


Así es, yo, Kamelie Zrazmora renuncio a ser presidenta del honorabilísimo club anticelular... y es que... no pude resistir la tentación de estar frente a frente en un aparador del Sanborn´s ¡y no llevarlo conmigo! Díganme si no les parece una maravilla...Llevába siete años sin celular. El anterior era uno medio pesado y seguramente este será pesadísimo dentro de otros siete años más. Dejé de usar celular por varias razones: nadie le llamaba a este ser antisocial, bueno, sí le llamaban, pero en aquel tiempo a su casa o trabajo, y cuando le llamaban fuera de esos dos lugares era en el cine y santa enojadiza que se daba la Kame, que ya no le llaban al dichoso celularcito. Luego, así como no recibía llamadas (que acordémonos en aquel entonces el que las recibía también pagaba) pues tampoco llamaba, y el crédito del celuroso se iba directito a los bolsillos del señor Slim para que se fuera ganando el título del señor más rico del universo y más allá. Bien. Pero hay otra razón: eso de andar descargándose y cargándose es algo que no tiene fin, y es medio batalloso más para una olvidadiza que se le pasa de noche ponerle energía a sus aparatejos electrónicos, así que ya el asunto se estaba poniendo enteramente trabajoso y decidió que no más celulares... hasta que vio ése de arribita. Y es que ahora está rediveritodos ¿o no? le pones pantallas, colores, musiquita, mandas mensajitos y un sinfin de tarugadas que hace que tu tiempo no te rinda mucho que digamos. Ése es mi culuroso, bien hellokitiezco. Aunque... viendo en internet me encontré uno mucho mas atractivo, que si un día lo ven no dejen de avisarme, miren... esta chulo ¿o noooo?



Bueno, ya me descubrieron fanática de la hello kitty. Será que a mis seis/siete años todo quería y como mis papás no podían comprarme TODO dije "Algún día trabajaré y me compraré todo todo todo de la Hello Kitty". Con el regreso de este personaje en los dosmiles, empecé a ir a Tijuana, San Diego y hasta Ensenada para comprarme decenas de cosas del personaje. Así fui recibiendo regalos y lo más extraño que tengo es un molde para hacer hielitos con las figuras de Sanrio, tuve una toalla playera y un reloj. También tengo joyería. De los regalos más valiosos que recibí fue el anillo original de los ochenta, que el abuelo de mi amiga Bibi le regaló. Reconozco que mis primeras compras vía P.O. Box fue del catálogo de Hello Kitty. Un buen día ya no tenía donde poner tanto monito y souvenirs, así que opté por no comprar más, aunque de vez en cuando me surta de lápices y compre agendas Sanrio. Soy como de esas mujeres adultas que la encargada de la tienda de Ensenada me platicaba, de esas personas profesionistas que compran plumas platedas con la Hello Kitty grabada en ellas. Ya no compro todo, soy selectiva. Ahora producen todo todo todo de este personaje, si no me creen vean esto:



¿Quién usaría esto? ¿la mujer policía?






Aunque pensándolo bien... este carrito está divertido...

¡tienen orejas las cabeceras!

5 comentarios:

PeNy!! dijo...

vaaamooonoosss !!!
aparte de audreymaniaca
hellokittymaniaca!!! = )
saludin rin kamelie

ujuuu !!! soy 1r comment!!

[ Fhernando ] dijo...

oh esta muy padre el segundo celular..

quien iba a pensar que ese personaje iba a tener tanta publicidad jejej

Marcos Legaspi dijo...

jajaja... al final todos caen. a mi papá le paso.

seguro has de tener tazas, platos, pijamas y cosas de la Hola Katherine. O Kathrina?

Alown Senz dijo...

tengo 31 años, y nunca he tenido celular...
Ya sé que algún día lo tendré que tener. Pero por alguna extraña razón el poder salir al mundo sin estar conectado con los demás me hace sentirme "humano".

No sé cómo explicarlo.

Saludos

L dijo...

:) io acabo de matar el mio...
le clave una tachuela en la pila sin kerer y se inflo y se inflo y casi explota
jajajaja