jueves, agosto 30

Cinemascopio 82

Superbad

Título original: Superbad
País: Estados Unidos de América
Género: Comedia
Año: 2007
Duración: 1 hora 54 minutos
Director: Greg Mottola
Actores: Jonah Hill, Michael Cera y Christopher Mintz-Plasse

3 1/2 estrellas


A simple vista parecería otra película de adolescentes americana, y lo es, pero lo que la hace diferente es que no le da pena serlo, es auténtica como todos sus personajes, son bobos a morir, son vulgares como ningún otro, son irreverentes aunque ni siquiera saben que lo son. Es una película tan sucia que por eso se agradece, haber llevado al límite las bromas machistas, las referencias directísimas a las chichis y penes. Son tres jovencitos con hartas ganas de beber, tirar party y agarrar a una morrita, calenturientos pues. Superbad tiene el ímpetu de las edades tempranas, hacen lo inimaginable por lograr lo que quieren, aunque lo que menos les espere llegue.

Los de edad corta, se sentirán seguramente identificados y quizá a los más grandecitos les dará cierta nostalgia ver escenas inspiradas en la vida real. Es curioso ver la inocencia que derrochan, como cuando quieren conseguir licor con credenciales de Hawaii y un nombre falso como un Mc Lovin a secas. O la “romántica” escena en que recostados en la sala el par de amigos se dicen que “se quieren” sin malicia alguna.

Y ahí está el espíritu jovial: imaginar que lo pueden todo, tirarle a lo grande, y a la mera hora sacarle la vuelta a la cita anhelada, por decirlo bonito. También el par de polícias sacan carcajadas, tan parecidos a los mexicanos, y ahí entra el adolescente nerd que es más maduro que los uniformados. Por cierto uno de ellos, de raros bigotes, fue co-escritor del guión.

Superbad no se queda a la mitad, no coloca eufemismos ni pone a protagonistas atractivos (Hill es un actor con sobrepeso) y por eso es que tiene tanto éxito. Usted recordará los baños de su escuela cuando vea los dibujos del protagonista obsesionado con el pene, muchos de ellos con gran imaginación.

Es increíble en las situaciones que le sucede a este trío por algo de diversión. Ahora hasta comprendo a los papás que acceden con facilidad hacer las fiestas de sus hijos en sus casas: nunca saben en las que se pueden meter los pobres lejos de ellas. Ándele, ábrale las puertas a los amigos de sus hijos este fin de semana, no sea malito.


Hairspray. Suéltate el pelo

Título original: Hairspray
País: Estados Unidos de América
Género: Comedia, Drama, Musical
Año: 2007
Duración: 1 hora 57 minutos
Director: Adam Shankman
Actores: Nikki Blonsky, John Travolta, Michelle Pfeiffer, Christopher Walken,

4 estrellas


Hairspray es una cinta que sorprende, ya que toda expectativa es superada. Por más que le busquemos encontarle “algo” parace que es una película de verano de las impecables, de la que se rumora compita por algunas estatuillas doradas el próximo año. Algo rememora a Grease, un musical juvenil de época, reforzada esta idea con la inclusión de John Travolta de nuevo como coprotagonista. El éxito no fue espontáneo, veamos: Hairspray es una franquicia probada, está basada en la versión de 1988 originalmente ideada por John Waters, su película más comercial, ligth y exitosa de ese polémico creador, en la que actuaba la cantante de Blondie, Sonny Bono y la protagonizaba Ricki Lake. Sin embargo, consideremos aquello como una semilla solamente, ya que el antecedente inmediato es el musical de Broadway que en el 2003 ganó ocho premios Tony (el Óscar del teatro). Así pues, mucho de este equipo se repite en esta versión en pantalla grande, destacando (y mucho ojo con el siguiente nombre) March Shainman, quien escribió la música y co-escribió la letra, que sin duda, le dan “el toque” a la película.

Muy sencilla es la historia, ubicada en Baltimore en 1962, una gordita adolescente aficionada al baile destaca en un programa de TV, siendo ella misma, lo que le trae problemas hasta de corte político. Pero ¿qué hace especial a Tracy Turnblad? ¿será su alto peinado? No, la respuesta es su pasión, por lograr lo que ella quiere, digamos, que es un filme políticamente correcto, los gordos rellenitos son los que destacan en la pantalla y los negros afroamericanos son los acompañan para tomar el lugar que siempre les han negado.

Tracy es interpretada por Nikki Blonski, una neoyorkina recién descubierta y que esta su primera película la estrena como protagonista, pero habrá que demostrarnos sus verdaderas cualidades como actriz, ya que o fue elegida precisamente por sus dotes histriónicos, sino por su parecido con el carácter del personaje. Es un agasajo volver a ver bailar al sangreliviana de Cristopher Walken, recordémosle en el video musical del grupo Fatboy Slim donde aparecía en un vacío hotel al ritmo de “Weapon of choice”, y que a pesar de sus años, no pierde el estilo y la cadencia, ejemplo para los que se dicen buenos bailarines.

Pero para quienes se preguntaron el por qué de la participación de Travolta travestido, pudiendo una actriz “de peso” hacer el personaje, simplemente es un homenaje a la semilla que arriba les platicaba, así creó el elenco Waters, de travesti la madre, y esto ahora es un homenaje a su brillante trabajo.

Hairspray es tan buena representando los sesenta como Grease los cincuenta. Yo ya quiero que se estrene Mousse o Gel, algo de más de mí época, digamos.

3 comentarios:

.:.Tapiocadas.:. dijo...

como que me dieron ganas de ver hairspray, pero se ve muy gay :s

marsahn dijo...

ambas muy buenas, las disfruté mucho!!!

52X Max dijo...

de hecho, seth rogen (el policia) escribio esta comedia cuando el era joven, y la parte del morro gordito es la ke habia escrito para el mismo

y la pelicula es del mismo ekipo ke hizo virgen a los 40 y knocked up