jueves, marzo 8

Los secretos de la pasión

Título original: The Mistress of Spices

País: E.U.A. / Gran Bretaña

Género: Romance / Drama

Año: 2005

Duración: 2 horas 03 minutos

Director: Paul Mayeda Berges

Actores: Aishwarya Rai y Dylan McDermott

2 3/4 estrellas

Sí esta cinta fuera un libro estaría calsificada en “libros de cocina”. En ella se recrean los sentidos que la comida estimula: la vista, con los decorados exóticos y cestos con granos y polvos multicolores; el olfato, al imaginar (aun la tecnología no da para más) lo picante, dulce, oloroso de los condimentos; el tacto, al sumergir la mano en los recipientes llenos de partículas que aportan textura, y por supuesto el sabor (también por imaginación) que tanto producto que la naturaleza puede ofrecernos.

Cierto es que nuestra cinta “Como agua para chocolate” se la lleva de corbata, ya que a diferencia de ésta, la mexicana cuenta una historia de familia, rescata costumbres y profundiza más en una cultura, lo que adolece “Los secretos de la pasión” al contar una historia sosa, que no va más allá que saber si se harán novios o no, respuesta que es obvia desde un inicio. Otra cinta del tipo es “Chocolat”, con una divina actuación de Juliet Binoche que muestra como artesanía el chocolate elaborado en un pueblito francés de los sesenta, donde la fotografía, decoración, actuación e historia dan lo mejor de sí para alcanzar un producto de buena factura.

Quizá a “Secretos de la pasión” se le olvidó añadirle:

1. Una pizca de acción. Todo sucede dentro de una pequeña tienda en San Francisco, pocas son las ocasiones que la cámara muestra lo que sucede en esa bella ciudad, y cuando sale son unas cuantas tomas predecibles. Habrá que recomendarle a sus escritores revisen un guión de ellos mismos mucho más interesante como “Bend it Like Beckham” sobre una hindú que deseaba ser futbolista.

2. Dos gotitas de buenas actuaciones. Aishwarya es mala actriz, mediocre en el mejor de los casos. Bellísima, no en balde se coronó como Miss Mundo en 1994, con unos ojos grandísimos verdes, hay quienes la consideran “la mujer más bella del mundo”. Su mejor papel lo hecho en comerciales de Lóreal, no en este, que interpreta a Tilo una hindú dotada de poderes curativos.

3. Dos dientes de escenografía. Aunque muy cálida la tiendita de la hindú, era lo único bello que visualmente tuvimos para recrearnos. Es como cuando comes algo que te gusta en exceso: terminas fastidiado.

4. Un cuarto de taza de comedia. Cuando las actuaciones son de mediano nivel y la historia es demasiado sencilla, una ración de comedia le pone más sazón al caldo. Quizá eso hubiera ayudado en algo.

5. Un trozo de originalidad. Películas, como las que antes hago mención, ya han abordado la relación de la comida con sus efectos emocionales y del destino, con mucho más arrojo y pasión que esta insípida realización.

Pese a esto, siempre resulta mucho más agradable ver las delicias de la cocina desde el cine, mucho más que en Discovery Channel o Casa Club. Aunque las especies te hablen.

Otras películas para ver…

“Hollywoodland”. 3 1/2 estrellas. Crimen / Drama / Biografía / Thriller. E.U.A. 2006. Ver a Ben Affleck en ascenso da alegría, rescatan su carisma y lo mejor de sí, que en realidad no es mucho aunque haya ganado el premio al mejor actor de reparto en Venecia. Ambientada en los cincuenta en el antiguo Hollywood, cuenta la historia del primer supermán televisado, y el inspector (Adrien Brody) que investiga las causas de su muerte.

1 comentario:

goojho dijo...

ola puedes decirme como se llama la cancion de esta pelicula para descargarla