lunes, enero 22

Crónica de una fuga


Género: Drama
País: Argentina

Idioma: Español
Año:
2006
Duración: 1 hr. 43 min.
Director:
Adrián Caetano
Actúan:
Rodrigo De la Serna, Pablo Echarri, Nazareno Casero, Lautaro Delgado, Matías Marmorato, Martín Urruty.



4 estrellas

Nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cannes 2007, junto con otras cintas hispanoamericanas como “Volver”, “El laberinto del fauno” y “Babel”, la película “Crónica de una fuga” se perfila como digna competidora de los afamados Oscares. Y no es para menos, ya que tiene varios elementos que resaltan al séptimo arte, como medio para denunciar horrores de la humanidad, en este caso de la extrema derecha Argentina.

La historia que cuenta es sencilla: cuatro jóvenes son secuestrados por el régimen dictatorial de la Argentina de finales de los setenta y tratan de huir, es todo. Aunque estas palabras son tan fáciles de decir, vivir esa experiencia es muchísimo más complejo. Un pequeño universo que ejemplifica lo que muchos les tocó padecer, en aquellos años. La cinta transcurre en una mansión tomada por paramilitares y en ella depositan a estos cuatro muchachos, donde el que sobresale es el futbolista Claudio, quien injustamente cae en las garras del gobierno y son torturados hasta quedar en un estado deplorable, en huesos.

Realmente sientes la tensión de los personajes, la oscuridad, la humedad, el hambre y las ganas de salir corriendo de aquel escondite y sobretodo saber que la horrible historia que vemos fue cierta, y que eso no debería pasar de nuevo, otro error de la humanidad. Y piensas los regímenes totalitarios de los setentas como éste de Argentina, el de Pinochet en Chile y por otra parte, las nuevas generaciones con un espíritu revolucionario y te das cuenta que aunque estés en el centro o en ninguna parte sales perdiendo, sólo por estar ahí.

Aunque suceder en medio de un partido de futbol, deporte favorito argentino, hasta de los paramilitares, la fuga es planeada en una perfecta noche de lluvia y truenos, donde los sonidos de la escapatoria se confunden con los atmosféricos. El miedo de que te atrapen sube la tensión a la trama. La noche es también cómplice y siempre sobra tiempo para dejar un mensaje el letras grandes el la pared que es testigo de los ojos amarrados, las comidas en el piso y los colchones podridos donde día a día se les iba la vida a los retenidos.

“Crónica de una fuga” es una película cruda, no cede nada, en verdad duele los momentos humillantes como en el que los asustan de balacearlos después de que les solicitan externen su último deseo “Verles sus caras” dijo uno. Cuerpos demacrados, débiles, delgados en extremo, sucios, desnudos, la compasión aflora, aunque sean sólo buenas actuaciones. Quizá, por su naturaleza estática, en términos de espacios, bien podría llevarse a terrenos del teatro, bien puede prestarse a ello.

El final, segundos antes de la aparición de los créditos finales, cuenta lo que fue de la vida de ellos, de su huida a otras sociedades, menos brutales que las que les tocó vivir, por desgracia de las ideas extremistas de pocos.

1 comentario:

Marcos dijo...

si quiero verla! quiero verla.