jueves, diciembre 21

Eragon


Género: Aventura / Acción / Fantasía / Familiar
País: E.U.A./ Inglaterra
Año: 2006
Duración: 1 hr. 44 min.
Dirección: Stefen Fangmeier
Actúan: Jeremy Irons, John Malcovich, Edgard Speelers, Robert Carlyler
2 estrellas

La cinta de fantasía que le hacía falta a esta época navideña aún no ha llegado. Eragón es apenas un acercamiento tímido a un mundo imaginario, que en pocas ocasiones nos invita a sumergirnos en su propio universo, apenas vislumbrable, que no es rico en elementos ni en símbolos.

Eragón es el nombre del protagonista: Un joven que será un jinete de dragones sin proponérselo, ya que en vez de encontrar una valiosa piedra descubre que lo que trae en manos es un huevo de dragón a punto de reventar, y pertenece al rey. Algo curioso, es que vemos nacer de él no un dragón sino una dragona. Sorprende el cambio de sexo, ya que el dragón se asocia a lo masculino, a la brutalidad, a lo hosco y grotesco, sin embargo aquí es una hembra de nombre Saphira, quien en ocasiones toma el papel de madre, protegiendo al joven jugándose su propia vida, en otras en el de mascota acompañando a su amo a lugares inexplorados. En ocasiones este dúo parece superar al que Disney popularizara a finales de los setenta, con la cinta “Pete’s Dragon”, donde había una relación muy estrecha y fuerte entre el joven y su dragón.

Inevitable es comparar Eragón con la más impactante película de fantasía de los últimos tiempos: “El Señor de los Anillos”, donde Eragón definitivamente sale perdiendo frente al impacto que dejó aquella. Eragón no sostiene una historia interesante, todo es muy previsible, y sencillito, no hay una complejidad en los pocos personajes y sus funciones son escuetas. No hay mucho qué contar y los retos no son emocionantes. Los efectos especiales únicamente los necesarios.

Pero quizá las piezas más importantes y que dan cierta relevancia a la cinta son las actuaciones de Jeremy Irons y John Malcovich, que sin duda, su sola presencia dan a la casa productora un seguro ingreso de taquilla, nombres de peso para una producción de mediano alcance y desbalanceada, una producción que muestra paisajes y fotografías panorámicas inmensamente bellos, contrastando con la pobreza de escenografía, vestuario y decorados. Vemos a un Jeremy Irons como una especie de hermano mayor, aliado de Eragon y a John Malcovich como el antagonista, que se desiste a rendirse y promete, desgraciadamente, una secuela de esta película.

Eragón viene a ser un paliativo para el público cautivo y ávido de la fantasía existente después de “El Señor de los Anillos”, “Harry Potter” y “Narnia”. Si usted no tiene otra opción véala, que bien podría pasar desapercibida en cartelera.

Otras películas para ver:

“Lo que el agua se llevó” (Flushed Away). 3 1/2 estrellas. Inglaterra / E.U.A., 2006; Comedia, animación, familiar. El ratón de ciudad y el ratón de alcantarilla cambian papeles lo que inicia una aventura muy entretenida y con acentos humorísticos inolvidables.

“Una navidad muy prendida” (Deck the Halls). 3 estrellas. E.U.A., 2006, Comedia, familiar. Un ejemplo de cómo ganar concursos navideños de decoración de hogares. Danny de Vito, como de costumbre, en un papel que le sienta de maravilla.

4 comentarios:

Marcos Legaspi dijo...

yo pense que Eragon se llamaba el dragon, ja! pero resultó dragona.

sgenius dijo...

Fuera de contexto: Muy feliz navidad, amiga. ^_^

.:.Tapiocadas.:. dijo...

no leere lo que escribiste por que es la que voy a ver maniana :S y tal vez escribiste que al final el dragon se muere o algo asi

Anónimo dijo...

hellow... feliz navidad y todo lo demas...