miércoles, mayo 24

3 días y dos noches

Pues nada, que me voy al Distrito Federal para una reunión de trabajo en el Centro Nacional de las Artes. No lo conocía, está muy agardable el lugar. Son una serie de edificios muy diferentes entre sí, hecho por los más afamados arquitectos mexicanos. Mi reunión fue aquí.


En la reunión conocí personalmente (ya lo conocía por teléfono) a Arturo Estrada, del grupo de "Los Fridos", artista plástico que recibió la enseñanza de Frida Kahlo y Diego Rivera. El empezó a platicarme sus épocas en que le ayudaba a Diego Rivera, desgraciadamente lo tuve que dejar porque en verdad que tenía trabajo, pero me hubiera gustado que me siguiera platicando sus recuerdos este simpático e inteligente viejito.


Arturo Estrada de "Los Fridos".

Una tarde antes estuvimos en Coyoacán, en un café muy inetersante, junto al tetaro Santa Catarina, el cual los separaba un pasillo de antiguedades.

Esta era la vista del lugar en que tomé una deliciosa margarita de tamarindo.

Vimos la obra de teatro "La excepción y la regla" de Bertold Bretch. Podría decir que lo más agradable de la obra es que la vi en compañía de mi jefa (el tema era la explotación) pero no, la obra en sí es genial y las actuaciones fe-no-me-na-les, el uso de la técnica clown no pudo ser más mesurado y utilizado con tino, en fin, eso es material de otra reseña. Si algún día se topan con esta obra no dejan de verla, vale toda la pena del mundo.

Para mi sorpresa ese actor de tirantes, el protagonista, tenía un rostro de maloso, malvaísimo, es más... como que se me hacía conocido... ¡claro! era el actor de Matando cabos y creo que hasta de las telenovelas de Televisa ha salido. Al final mi acompañante fue a saludarlo porque era amigo suyo. Pero antes fuimos a conocer la casa azul de Frida Kahlo. No permiten fotos (uy, ¡ni en el Getty, ni en el MoMA son así de especiales!), yo creo que más bien es por el rollo de la comercialización de las imagenes relativas a Rivera - Kahlo, por todas partes del DF botan las postales, libros y afiches de este par de artistas. Yo me compré los muñecos recortables Frida y Diego y un romepcabezas tridimensinal de Frida, nomás, porque la nueva muñeca de la pintora (de colección) costaba... ¡2,700 pesos!

Pasear el DF con dos mexicalenses nacidos y crecidos en dl DF es toda una comodidad, escuchar sus recuerdos de cada lugar por el que pasábamos, además se sabían todo como lapalma de su mano, subíamos y bajábamos el metro con los ojos cerrados,pero.. ¿qué sucede cuando se despiden de ti y te quedas sola? Pues a andar por su propio pié señorita. Oh, oh, la primera y única vez que me subí al metro del DF casi casi me caso con el señor de atrás, lo bueno es que en aquella ocasión iba acompañada y le dimos una corretada, antes de que le propinara una buena cachetada su servidora. Ay, nanita, que mello. Me aprendí la ruta del metro, apunté las direcciones que me interesaban y ahi te voy. Dentro del metro me hubiera gustado tomar dos fotos, pero como no me atreví a ofercer tentaciones de robo, pues me quedé con la imagen mental: 1. Una muchacha como de 18 años que gateaba en el metro con un trapito en la mano intentando bolearnos los zapatos, digo intentar, así como los que intentan limpiarnos el parabrisas del carro, pero ella se iba por el piso, para evitar -supongo- el esfuerzo que implica ponerse de cuatro patas. 2. Las vendedoras de CD piratas de a 10 pesos que traían en una mochilita tipo samsonite una bocina y en una cangurera la carga eléctrica, súpersonidaso que se traían la seños. En fin, terminé tomando la dirección incorrecta , pero de eso me di cuenta pronto, como en dos estaciones, ¡porque hasta ahí llegaba la ruta! Total, me regresé y llegué a mi destino: Bellas Artes.

En mi mapa mental nunca supuse que la torre Latinoamericana estuviera casi enfrente de Bellas Artes, que tontis. Son solo 37 pisos los que subes, en el Emipre State son cientos, hasta dos elevadores hay, sé que suena malinchista, pero hasta en el museo gráficamente te explican que esta torre, la Latino se consideró uno de los 40 edificios más altos en ¡los cuarentas!, obvio: en los 2000 miles ni sus luces. El servicio es similar que en el Emipre, pero está un poco sucio, falta señalizadores y la tienda de regalos es más bien una fue de sodas de secundaria. Sin embargo, sigue siendo un buen mirador.

Bellas Artes y el Zócalo desde la Torre Latinoamericana

Pues ahí me tienen pajareando en esa histórica zona, dándo paso entre el amblantaje y discos piratas, pero para que vean qué bien organizados están, chequen que cada cuadra tienen un color característico en sus lonas, azules, rojas, verdes y amarillas, un color difernte en cada acera:

En la Torre, hay un pequeño museo que tiene un guión raro, es ecir, tienen de todo, desde reproducciones de cerámica prehispánica, hasta fotografías del terrmota, pasando por estas fotografías de monedas que circulaban en el México de antaño, un momento... ¡monedas antiguas como la mía!... eso me emocionó un poco.

Me encantó esta entrada al metro...

Y yo andaba por ahí, en el parquecito de Bellas Artes, y compro baratijas chistosas para mi y mis sobrinos, tome y tome fotos:

...a los ajedrecistas frente al museo de Diego Rivera, que pululan en las jardineras de el parquecito...

.. a las esculturas, unas más originales que otras, como ésta...

...a la Gloria Trevi, y que conste que no es su doble... ¡sino su triple!...

..al que podría ser el primo gay del famoso personaje de televisión bailando danzón con cuanto joven se dejara...

... a la policía montada...

...a mí, por supuesto...

... en ese momento, algún merolico dice o leo algo y empiezo a sospechar que este "parquecito" ¡es la famosa Alameda! caray, tanto que sale en la televisión, sobretodo el día de los Reyes Magos y no la reconozco, bueno, supongo que todos los árboles tienen algo en común.

Nunca sospeché que ese día iba a estar frente a este conocidísimo mural de Diego Rivera...

...tampoco debajo de El Caballito...

...Que iba a comer en el famosísismo e histórico Sanborns de los Azulejos (vean las escaleras al baño, casi igualitas a las de Mexicali)...

...que conocería el MUNAL (Museo Nacional de Arte), que por cierto, em media hora cerraba, por lo que me dispuse en ver, apretando el paso, qué había de interesante y me fui por lo más contemporáneo, de acorde a mis intereses y encontre un biombo un el mapa de México y fotografíe la península, algo que nunca dudo de hacer cuando me encuentro una joyita como esta...

Después de flashear los irises de Van Gogh, pareciera que no me da pena seguirla regando, qué cosa, eso me pasa por acostumbrarme a mi camarita Nikón que ya está cumpliendo 10 años de edad. Aquí otra foto con flash y otra sin flash, Juan Soriano me ha de estar queriendo ahorcar desde su tumba.


De repente, un autoretrato me llama la atención y observo el nombre del modelo-artista-autor y leo... "Arturo Estrada. Autoretrato". Oh, oh, ¡es el mismo señor que había conocido
el día de ayer! ¡En el Museo Nacional de Arte!

En fin, regresé en metro al hotel y directito al avión de regreso.

7 comentarios:

A.M. dijo...

Arturo Estrada parece científico de serie televisiva.

marisol dijo...

Super super super interesante.

I (L) DF

Kamelie dijo...

Ay, Arturo Estrada es un amor. Ojalá un día venga para Mexicali...

Marisol: ¡Todos amamos el DF!

barbara dijo...

qué hermoso, siempre he querido ir al DF, me encantaría poder entrar al museo de Frida Kahlo, son hermosas las obras de la mujer.

adrix* dijo...

la neta la neta a mi si me gusta el DF :D

Miguel Cetto dijo...

andabas a 100 rpm para ver tanto en tan poco tiempo

dCardona dijo...

Orale que buena guia turistica, bitacora, caminando andando por el pestilente centro jajaa saludos.