viernes, marzo 31

Un mundo maravilloso

País: México

Año: 2005

Género: Comedia política.

Dirige: Luis Estrada

Actúan: Damián Alcázar, Cecilia Suárez, Ernesto Gómez Cruz, Jesús Ochoa, Silverio Palacios, José María Yazpik, Plutarco Haza, Rodrigo Murray y Pedro Armendáriz.


Desde hace varios años, exactamente con la llegada del “nuevo cine mexicano”, las películas que se filman en nuestro país, con producción mexicana pienso que en su generalidad suelen ser malitas. No es una ley, eso sí, pero hay un alto grado en el índice de churrería.

¿Qué muestra “Un mundo maravilloso”? Muestra lo más pobre de lo pobre, sólo habrá alguna diferenciación sociológica entre los que viven como paracaidistas en las chocitas de pedazos de lámina en la periferia de la ciudad y los que de plano son de la calle.

Decenas de personajes de nuestro México actual desfilan en pantalla: el Secretario de Economía con los ojos enfocados en el premio Nobel y que no desistirá de obtenerlo cueste lo que le cueste, por eso tiene a sus tres achichincles: el asesor de imagen, el de economía (Yazpik), y el de política (Haza), similares a aquellos que nombran en el México real como “los asesores del presidente” y que se andan por las ramas constantemente; el periodista (Armendáriz) con mucha tinta amarilla; y que decir del cuarteto de la calle, el compadre Filemón (Gómez Cruz), El Tamal (Ochoa) que con su gorra orejera y sus tirantes mal puestos hace un homenaje al Chavo del Ocho, como otros tantos que se hacen a lo largo de la película a otras situaciones y escenas; el Azteca (Silverio Palacios) y José Pérez (Alcázar); una especie de chilindrina y chorreada, y ya instalada de plano en papeles no tan glamorosos aparece Cecilia Suárez(Los tres entierros de Melquíades), con quien en algún momento, hace junto con Alcázar un homenaje a la legendaria película “El padrino”.

Juan Pérez, pariente de Pito Pérez, a los que Dios les dijo “Pérez-serás” y perecieron en la pobreza más vil. Juan Pérez es aquí, como la ciudad simpsoniana de Springfield para los americanos: en todas partes habrá muchas. Varias son los puntos que señala su director Luis Estrada, a lo largo de la película, entre broma y broma, y la crítica se va hacia la iglesia, el gobierno y la prensa. Estrada, quien dirigió anteriormente “La ley de Herodes” realizó con esta la secuela. En la anterior igual que esta, en vísperas de elecciones, en aquella el partido tricolor era objeto de la sátira por suss tranzas y el poder añejo. Ahora, la ironía versa sobre nuestro país actual, en el que Fox gobierna con una promesa de cambio para hoy. Y todos estos males se dicen con el sarcasmo necesario, ya que, de otra manera, una película con temas tan tétricos estaría cercana al fracaso.


Un mundo maravilloso, se alimenta de referentes del pasado, en todo momento, creando una atmósfera particularmente nostálgica, el carro de los cincuenta que se consigue como chatarra el protagonista, los trajes de presidiarios a rayas, las minicasitas de interés social estilo americano, la familia ideal de revista de los cincuenta, la canción homónima de la cinta “A wonderful world” de Ray Charles, el bebé Torito, Tin Tán y otros tantos más si somos observadores.

Llegará un momento en que la única solución para erradicar la pobreza del país en eliminar a los pobres. Por ello y con ayuda en la sistematización de la información y transparencia en México, a cada pobre le será asignado un número que portará de manera remendada en el lado izquierdo de su pecho, es en esos momentos cuando la película va más allá de la realidad y entra en un terreno de ficción, no precisamente surrealista, más bien hiperrealista.

Curioso resulta ver en papel secundario, y por breves segundos, sin parlamento alguno, a María Rojo, en la mesa de una celebración del barrio. Pero todos los personajes van embonando y las historias hacia el camino de siempre, sin embargo, en el trayecto se logra la jocosidad necesaria para considerar a”Un mundo maravilloso” una película mexicana digna para recomendar.

Sitio oficial: http://www.unmundomaravilloso.com/

Otras recomendaciones para:

...adentrarse en el mundo oriental: “Memorias de una geisha”

...mucho más que lo que se ve en Animal planet: “La marcha de los pinguinos”

…ver recreado el mundo de las mentiras sociales: “V de Venganza”

… ir tras la pista de Osama : “Septiembre negro”.

6 comentarios:

el memo dijo...

no habia visto tu nueva plantilla!! RIFA!!

oye precisamente queria ver lapelicula.. pero que bueno que me dices que esta BUENA.. yo la queria ver por que en el SOUNDTRACK viene una rola que me gusta que se llama no te deseo el mal pero tampoco el bien... ES BUENA..

saludos y NICE BLOG!!

MORALEJA:
mexicali es un rancho maravilloso no??

danielo dijo...

algo tiene este blog que me hace entrar todos los dias, sera los cambios de plantilla constantes?
pero sigue siendo rifante

y memo.

mexicali es ciudad, o no?

Kamelie dijo...

¡Oh! gracias por sus comentarios, compañeros blogueros ;)

Yo pienso igual que el profe Pedro González (el Santa Clós del desierto): "Mexicali crece y se formaliza como ciudad y deja de ser el rancho grandote e inculto que a muchos parecía. Aunque decir verdad, me gustaba lo que Mexicali tenía de rancho. Por lo demás, yo nunca he creído que rancho e incultura vayan juntos".

avedeeo dijo...

de hecho tengo planes de ver esta pelicula el viernes, la de la ley de herodes me pareció muy buena, y con jesus ochoa y pedro armendariz es dignisima de verse.

p.d.

v for vendetta es bellisima :')

avedeeo dijo...

ah y maría rojo tambien llama a una buena pelicula, que raro que sea un personaje extra-extra.

Kamelie dijo...

Ave: Sí, lo que pasa es que María Rojo ya era el cliché de cualquier película mexicana. En algún tiempo decir María Rojo era sinónimo de cine mexicano y raro era que no saliera. Ahora, el director se ríe de ese cliché reduciendo a una sóla línea su participación.

¡Oh! Vendetta no merece mis críticas, sé que es buena, pero tengo un conflicto existencial con esa película.

Suerte en tu butaca. :)